El Govern cede en el Ayuntamiento uno de los edificios recuperados de Portocolom para destinarlo a biblioteca y usos culturales

27/07/2020, 15:48

El conseller de Mobilitat y Vivienda, Marc Pons, ha presentado hoy los usos de los inmuebles de Portocolom, ubicados en la zona portuaria del Plan de Sa Sínia, que ha recuperado Ports IB al extinguirse las concesiones para destinarlos a usos públicos de interés general o de dinamización económica.
Acompañado del director general de Transporte Aéreo y Marítimo, Xavier Ramis; de la gerente de PortsIB, Crisitina Barahona; del alcalde del Ayuntamiento de Felanitx, Jaume Monserrat, y el teniente de alcalde, Xisco Duarte, el conseller ha visitado el inmueble que se cede en el Ayuntamiento de Felanitx. Hay que recordar que ya se acordó la cesión de otro de los edificios al Consell de Mallorca para la ubicación del Museo Marítimo.

El conseller ha destacado que la definición de los usos de las viviendas recuperadas se ha dado después de un proceso de debate y colaboración con el Ayuntamiento de Felanitx, adaptando los usos a las necesidades de los municipio.

El inmueble cedido por Ports IB en el Ayuntamiento de Felanitx es el edificio que cuenta con una mejor catalogación en el catálogo municipal, así como el que tiene una estructura más muy conservada para que el Ayuntamiento pueda instalar una biblioteca municipal y una sala de actas.

El edificio se cede por un periodo de 20 años, prorrogable sucesivamente por dos periodos de 5 años, hasta un máximo de 10 años más de cesión de uso.

El Ayuntamiento de Felanitx tiene que destinar los espacios al uso de biblioteca municipal y sala de actas culturales y sociales, y son a cargo suyo todas las obras de adaptación del edificio, tanto de la adaptación de las fachadas como de la volumetría exterior, distribución interior así como de cualquiera otro tipo (estructurales, estéticas, etc), los gastos de dotación de servicios, suministros y equipamiento que sean necesarias para el uso acordado.

Hoy mismo se ha formalizado el convenio de cesión del inmueble al Ayuntamiento con la firma del conseller y el alcalde.

Respecto de los otros inmuebles recuperados los usos serán los siguientes:

Uno de los edificios será la oficina de PortsIB. Se reformará para usos complementarios de la oficina del Puerto, almacén, con una cesión parcial a salvamento marítimo.

Respecto de las otras tres edificaciones, se otorgarán autorizaciones temporales por 3 años a los usuarios actuales, que han mostrado su interés en poder usar durante este tiempo también la parte de arriba por almacén de sus negocios. Posteriormente, estas 3 edificaciones saldrán a concurso como 3 concesiones por restaurante o comercio.

El conseller ha destacado la importancia de destinar algunos de los edificios a negocios que contribuyan a la dinamización económica de la zona.

El anuncio de los usos de los inmuebles recuperados ha sido acompañado de la presentación del estudio sobre los volúmenes del Plan de Sa Sínia. Este estudio fija las pautas a seguir para la rehabilitación/reforma de las edificaciones.

La rehabilitación y reforma se tendrá que hacer con especial afectación y sensibilidad sobre la estética de los edificios dado que se trata de un conjunto de edificaciones que forma parte de la fachada marítima del puerto. Así se definen los criterios funcionales que se tienen que seguir durante los procesos de reforma y rehabilitación, afines a los nuevos posibles usos y requerimientos de las edificaciones, manteniendo a la vez la estética de casa marinera de estilo racionalista.

Los edificios empezaron a construirse en 50 y desde entonces han sufrido diferentes intervenciones. La mayoría han sido cambios estéticos así como la agregación de volúmenes en cubierta, en la fachada posterior y galerías en la fachada principal. Afortunadamente la composición de volúmenes se ha mantenido a todos los efectos el que podrá permitir recuperar en cierta medida la estética exterior.

Estas actuaciones tendrán que ser ejecutadas por los usuarios o concesionarios de las edificaciones y se establecerá un plazo máximo para que los mes pronto posible el conjunto se adapte a la estética indicada al estudio recuperando así la imagen de la fachada marítima del Puerto.