El Puerto de Ciutadella recibe su primera conexión internacional de transport regular

06/07/2020, 08:15

Corsica Ferries atraca por primera vez en Son Blanc e inaugura las conexiones con Francia

El Puerto de Ciutadella, gestionado por PORTS IB, recibió ayer por la mañana el primer buque de la compañía Corsica Ferries, estrenando así  la primera ruta regular internacional de barco con Ciutadella. Su barco 'Mega Express', de 173 metros de eslora, atraco a las 7 de la mañana en el dique de Son Blanc. En una escala ràpida y àgil,  desembarcaron 234 pasajeros, 90 vehículos y 2 motos que pasaron por los controles sanitarios obligatorios para los pasajeros Internacionales.

A su llegada a Son Blanc le esperaban el conseller de Movilidad, Marc Pons, la presidenta del Consell Susana Mora, la teniente de alcalde de Ciutadella Noemí Camps y el Director General de transporte marítimo y aéreo, Xavier Ramis. El conseller Marc Pons  manifestó que se trata de un «día importante porque Menorca se abre a más conexiones internacionales. Menorca gana centralidad en el Mediterráneo con la llegada de este barco y Francia está ahora más cerca que nunca».

La conexión se inaugurará con tres meses de retraso después de que el tráfico marítimo se tuviera que suspender con motivo de la declaración de estado de alarma por la pandemia del Covidien-19.
 La entrada en funcionamiento de esta nueva línea permitirá que Ciutadella esté también conectada con el centro de Europa, y específicamente con las islas de Hyeres y las regiones de Córcega y Cerdeña, siempre con el puerto de Toulon como base.

Para la presente temporada, están programadas 16 escalas. La salida del buque desde el puerto francés está prevista para las siete de la tarde, con llegada a Son Blanc a las seis de la mañana, finalizando su trayecto en Alcúdia a las 8.30 horas. En el caso de los trayectos en dirección a Toulon, la previsión es salir a las 6.30 horas y llegar a Toulon a las ocho de la tarde, con escala intermedia en Alcúdia (9:30).

El año pasado, Corsica Ferries se estrenó en el puerto de Maó, pero tras la realización de unas pruebas el pasado otoño en Son Blanc, se dio luz verde a la conexión con Cutadella.