El conseller Pons presenta de la regata ‘Vuelta a Mallorca’ de cruceros

30/04/2018, 11:10

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha presentado la Regata “Vuelta a Mallorca” de vela, clase Crucero, que se disputará entre los días 12 y 27 de mayo en aguas de la isla

El acto ha tenido lugar en el stand de Ports-IB, en el marco de la trigésima quinta edición de la Palma International Boat Show que tiene lugar en el Moll Vell de Palma hasta mañana, día 1 de mayo.

La prueba, compuesta por cuatro regatas –días 12, 19, 25 y 27 de mayo- saldrá desde el Real Club Náutico de Palma y recalará en Porto Colom (Ports IB), Puerto de Pollensa (Ports IB) y Puerto de Sóller (Ports IB), para regresar a Palma. Se espera una participación aproximada de veinte barcos.

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha señalado que Ports IB, coorganizador de la prueba junto al RCNP, aportará amarres en los puertos de Porto Colom, Puerto de Pollensa y Puerto de Sóller.

El conseller ha elogiado también la buena salud de la que goza el sector náutico en Baleares.

El director general de Ports IB, Francesc Xavier Ramis, y el director-gerente, Pedro Puigdengoles, también han estado presentes en el acto, junto a autoridades de otros estamentos náuticos.

En otro orden, en la segunda parte del acto, Sebastià Adrover (Santanyí, 25-10-72), ha presentado el proyecto editorial “Expedición de Santanyí en la vuelta a Mallorca a bordo del llaüt Sant Miquel en el año 1899”, un proyecto que, en forma de libro, verá la luz a finales de este verano y que recoge las aventuras que vivieron, en 1899, catorce mallorquines que dieron la vuelta a la isla en precarias condiciones.

El libro, que se publicará en castellano, catalán, inglés y alemán, editado por Gracià Sánchez, recogerá los datos anotados en su libro de bitácora; los víveres que consumieron los viajeros en aquella época, los apuntes del libro de caja y el cargo a bordo que tenía cada uno de los expedicionarios.

La información, según ha desvelado el autor de la recopilación, Sebastián Adrover, procede de un anciano cura -Miquel Pla- que fue íntimo amigo de Mossèn Alcover, y que rescató viejos manuscritos.

A finales de verano se espera poner en la calle unos 1500 ejemplares de esta publicación, que tiene el apoyo de Ports IB