Los técnicos recomiendan suspender el actual proyecto de los duques de Alba del puerto de Ciutadella destinados a los cruceros

14/09/2015, 14:19

El consejero Joan Boned ha trasladado la información hoy al Ayuntamiento de Ciutadella y ha destacado que la reducción del proyecto, de siete a solo dos duques, acordada por el anterior Gobierno del PP, lo hace inviable porque obstaculiza el tráfico regular de pasajeros y mercancías

La Consejería de Territorio, Energía y Movilidad del Gobierno ha trasladado al Ayuntamiento de Ciutadella el informe técnico de Puertos de las Illes Balears que concluye que la construcción de los dos duques de Alba en el puerto exterior de Ciutadella, actualmente en tramitación y pendientes de adjudicación, no garantiza que puedan atracar en el puerto cruceros de hasta 185 metros de eslora, de manera que el objetivo que amparó el proyecto se vería frustrado.

El alto uso de los muelles del puerto por los buques de líneas regulares de pasajeros y de mercancías y la limitación del espacio que se podría dedicar a los cruceros por la reducción del proyecto inicial de siete duques de Alba (tres en la alineación del muelle de Ponente y cuatro a continuación del de Levante) a solo dos únicos duques (en alineación con el muelle de Levante), acordada por el anterior Gobierno del Partido Popular, hacen inviable que se pueda compatibilizar el amarre de los cruceros y el creciente tráfico de barcos de pasajeros de las líneas regulares, que quedaría obstaculizado por la presencia de los cruceros. El hecho de que los cruceros necesiten estar atracados entre ocho y diez horas bloquearía el tráfico de pasajeros de línea regular y de mercancías, de manera que, con dos duques de Alba, es imposible la convivencia de los dos tipos de buques.

El consejero de Territorio, Energía y Movilidad, Joan Boned, en una reunión mantenida esta mañana con el equipo de gobierno de Ciutadella, ha explicado los detalles del informe y la necesidad de parar este proyecto por no ser viable técnicamente, porque no permite, en realidad, dar una respuesta a las necesidades de los cruceros, afecta negativamente al tráfico regular de pasajeros y mercancías y porque, en consecuencia, sería irresponsable destinar una inversión tan importante (superior a los dos millones de euros) a una infraestructura que, con el proyecto actual, no garantiza el servicio que, en teoría, tenía que dar.

Boned ha afirmado que el hecho de no llevar adelante el proyecto actual de los dos duques de Alba de ninguna manera supone que no se atiendan las necesidades que pueda plantear el puerto de Ciutadella y que la responsabilidad del Gobierno es ejecutar las inversiones necesarias para garantizar el mejor servicio y la conectividad del puerto, en el tráfico de líneas regulares y mercancías, así como de cruceros.

Hay que tener en cuenta que el número de movimientos, tanto de entrada y salida de pasajeros y mercancías como de maniobras, es creciente y se ha incrementado un 12 % de 2013 a 2014.

Los técnicos advierten que el problema de los cruceros con el tráfico regular de pasajeros no es una hipótesis, sino que es real porque el tiempo en que los cruceros tienen que estar atracados, entre las 8.00 y las 17.00 horas, habitualmente coincide con las maniobras de entrada y salida de las líneas regulares o con el tiempo en que estos están atracados. Además, añaden los técnicos que los cruceros reservan con dos años de antelación, lo que impide conocer los horarios de las líneas regulares y que provocaría futuras anulaciones de los cruceros. De hecho, se ha dado ya el caso de un crucero que tenía tres reservas y vistos los problemas de compatibilidad con las líneas regulares anuló, después de la primera estancia, las otras dos reservas.

Hay todavía más factores en contra. En cuanto a los cruceros, la mayor parte de las navieras de cruceros prefieren fondear fuera del puerto y que sus pasajeros lleguen en las barcas al puerto interior de Ciutadella por su belleza.

Tampoco se garantizaría con los dos duques poder dar entrada a todos los cruceros, por sus limitadas dimensiones. Si se parte del ejemplo de los cruceros que hacen escala en Mahón, en el 2014 se produjeron 39 escalas de cruceros con eslora superior a los 185 metros (que no podrían utilizar los dos duques de Ciutadella, que únicamente podrían acoger cruceros de hasta 185 metros); 15 de entre 165 y 185 metros de eslora (que serían los que sí podrían acoger los duques), y 32 escalas de buques inferiores a 165 metros (que habrían podido solicitar escala en Ciutadella y no lo han hecho).

Los técnicos también utilizan como ejemplo que de los tres cruceros que, por ahora, han realizado solicitudes de escala en Ciutadella para 2016, dos de ellos tienen esloras de 198 y 196 metros, de manera que no podrían estar amarrados en el puerto exterior de Ciutadella aunque ya estuvieran construidos los dos duques de Alba.

El consejero Boned acompañado por el director general de Puertos y Aeropuertos, Xavier Ramis, el puerto de Ciutadella.

El consejero con los portavoces de los grupos socialista, Más Menorca PSM y Gent per Ciutadella.