El Consejo de Administración de Ports IB acuerda firmar un convenio con el Ayuntamiento de Ses Salines para potenciar la promoción y la imagen del puerto de Sa Colònia de Sant Jordi

30/08/2012, 12:46

Autoriza al Club Náutico de Ciutadella explotar otros 2.400 metros cuadrados que supone un incremento de 43 amarres en el Moll de la Trona y en la pasarela de madera.

El conseller de Turismo y Deportes, Carlos Delgado, ha presidido hoy una nueva sesión ordinaria del Consejo de Administración de Ports IB en la que se ha acordado formalizar un convenio de colaboración entre el ente público y el Ayuntamiento de Ses Salines para el mantenimiento de las zonas ajardinadas y la reparación de los elementos deteriorados de la zona de servicio del puerto de Sa Colònia de Sant Jordi con el objetivo de potenciar la promoción turística y la buena imagen del puerto.

El convenio que se firmará en breve entre el conseller y presidente de Ports IB y el alcalde de Ses Salines, y por el que el Ayuntamiento se hará cargo del servicio de limpieza, mantenimiento y reparación; prorrogará a su vez el acuerdo suscrito con la administración local para el uso temporal de la oficina ubicada en el puerto para prestar el servicio de información turística.

Por otra parte, se ha autorizado la incorporación del uso y explotación de 2.406,39 metros cuadrados a favor de la concesión administrativa otorgada al  Club Náutico de Ciutadella, lo que supondrá un incremento de 43 amarres y la realización de las obras menores necesarias para su implantación.

La ordenación de estos nuevos amarres se ciñe, por una parte, al espejo de agua adyacente al Moll de la Trona, donde se incluirán 27 nuevos amarres en tránsito que únicamente podrán ser  ocupados de junio a septiembre debido a las deficientes condiciones de abrigo de esta zona y, por otro, al espejo de agua adyacente a la pasarela de madera, donde se incorporarán 16 nuevos amarres en base con ocupación los 365 días del año.

Cabe recordar que el Club Náutico de Ciutadella ya había solicitado en 2007 la ocupación y explotación de dichas zonas, que ya las tenía en concesión, si bien no se le había autorizado por cuestiones de seguridad hasta que el tráfico de buques de más de 500 GT dejaran de operar en el  interior del Puerto de Ciutadella para hacerlo, tal y como ocurre en la actualidad, en el nuevo dique exterior.  

Finalmente, el Consejo de Administración de Ports IB ha autorizado también la firma de un convenio con la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima para la cesión a Ports de una embarcación para que pueda llevar a cabo el servicio de practicaje en el puerto de Ciutadella.