Arranca una nueva edición de la tradicional Vuelta a Mallorca

03/05/2010, 10:31

La prueba está organizada por el Real Club Náutico Palma, con la colaboración de Ports IB, la Conselleria d’Habitatge i Obres Públiques del Govern balear, el Club Nàutic Sa Ràpita, el Real Club Náutico Puerto de Pollença, la Estación Naval de Sóller, Barcos Azules y el Club de Vela del Puerto de Andratx.

El Comité de Regatas ha previsto que las clases que participan se dividan en dos divisiones, RI y ORC. En la primera de ellos se comprenden cinco clases (RI1, RI2, RI3, RI4 y RI5) y en ORC otras tantas (0, 1, 2, 3, 4 y 5).


PROGRAMA

1 de mayo - Palma - Sa Rápita 12.00 horas
2 de mayo - Sa Rápita - Porto Colom 12.00 horas
8 de mayo - Porto Colom - Pto de Pollença 10.00 horas
9 de mayo - Pto de Pollença - Pto de Sóller 11.00 horas
15 de mayo - Pto Sóller - Pto Andratx 12.00 horas
16 de mayo - Pto Andratx - Palma 12.00 horas



Orígenes de la Vuelta a Mallorca.

La Vuelta a Mallorca nació, tal como la conocemos hoy, en los años 70, pero sus orígenes se remontan a principios del siglo XX. El año de la primera edición es un misterio, pero se sabe que tuvo lugar poco después de la fundación del Real Club de Regatas (1891), cuya junta se reunía por entonces en un jabeque condenado al desguace que yacía, medio abandonado, frente a la Lonja.


El historiador Joan Pou Muntaner indica en su obra La marina en Baleares (1977) que, tras la construcción del primer local social del Club de Regatas, “se organizaba anualmente la vuelta a Mallorca por etapas, resultando un festejo la llegada y permanencia de los yates en los distintos puntos de la isla, acudiendo a recibir a los regatistas sus familiares en lindos carruajes”. Más o menos lo mismo que ahora, salvo por los carruajes.
En aquella época -primeros años del siglo XX- el Club de Regatas contaba “con una respetable flota de balandros”, entre los que destacaban algunos nombres como el Narval, el María Fernanda, el Rama, el Sultana, el MaríaMercedes o el América.
No es de extrañar, sin embargo, que apenas haya constancia documental de aquellas primeras ediciones de laVuelta a Mallorca si tenemos en cuenta que no existía entonces un reglamento oficial de regatas. Pou Muntaner recuerda que, esa falta de reglas, provocaba “discusiones violentas y apasionadas después de la competición (no en particular de la Vuelta a Mallorca)”. Tan “apasionadas” eran las peleas que la junta directiva del club decidió, en algún caso, suprimir las regatas y limitar la actividad deportiva a la pesca.


La Vuelta a Mallorca tuvo que verse afectada forzosamente por esa circunstancia, por lo que las páginas de su historia se escribieron a intervalos irregulares hasta 1950. En ese año, al poco de fundarse el Real Club Náutico de Palma, aparece un nuevo rastro documental de la travesía. El programa de regatas de la entidad recién creada incluye un reportaje titulado Historial en el que encontramos la siguiente cita: “Durante el año 1949 se proyectó y se llevó a la realidad un nutrido programa de regatas, destacando entre ellas la regata de crucero Vuelta a Mallorca”. No era sólo una regata más; era, por el tratamiento que se le da en las memorias de actividades (la de 1950, 1951, 1952…), la regata más importante de cuantas organizaba el club.


Fuente: RCNP